jueves, 28 de mayo de 2009

Amor con medida ...


Por mas que una se esfuerce, el cariño es medible y contable.... aunque solo sea por su intensidad.
Se siente y se refleja cuando uno quiere sin medida, cuando quiere mucho, poquito o nada. Amar tiene su medidas y poco dependen del control, que podamos otorgarle; a veces se nos sale el corazón por la boca de tanto amor, a veces se nos llenan los ojos de lágrimas, a veces se nos dibuja una sonrisa....
Pero hay un cierto amor que nos ilumina. Un amor que construye un halo radiante a nuestro alrededor y se extiende cual onda expansiva de forma infinita.
Se siente. Los demás lo sienten y quizás hasta puedan compartirlo y disfrutarlo.
Y por mas que uno quisiera amar a muchos de ese modo, solo esta reservado para algunos exclusivos.
Amar a mi hija es la medida que tengo para medir el resto de mis amores. La capacidad y la intensidad de mi amor. El parámetro del querer que llevo incorporado. No lo decidí, no lo pedí ni lo elegí; se instalo en mi en un momento determinado y se activo automaticamente....y no lo puedo desactivar.

Amo a mi hija sin medida y ella mide el resto de mi amor hacia los demás....Es la medida de mi amor.


Mónica
( La fotografia es de Flavia da Rin, una artista impresionante, imponente y por sobre todo expresiva )

4 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

ES CIERTO TODO LO QUE DICES, EL AMOR POR UN HIJ@ ES IMPOSIBLE DE CALCULAR, NO ES EGOISTA, ES CONTINUO,PASE LO QUE PASE SIEMPRE NOS HACE SONREIR...EL AMOR POR ELL@S ES EL AMOR MAS PURO QUE SE PUEDA SENTIR ...GRACIAS POR REFLEJARLO ...

Laia dijo...

Amar a un hijo sin medida es inevitable, hasta que no la tuve entre mis brazos no me imaginé lo mucho que se podía amar a alguien. Ahora me preocupa una cosa, cunado nazca el bebé ¿podré amarlo igual que a Aitana?me cuesta creer que pueda amar tantisimo a alguien como a ella.

Besos

juli dijo...

Que lindo!!!.....los hijos son nuestro "Metro del amor"...me ancantó.....por cierto admiro muchísimo a Flavia da Rin!

Besos y lindo finde!

Monica dijo...

Obvio Ale, es lo mas puro y genuino que una pueda sentir...es hermoso sentirlo y mas aun poder transmitirlo...
Sabes Laia que a mi me paso lo mismo con mi Juana, el tiempo me hizo amarla como la amo ahora, creo que nos aprendimos a querer mutuamente...Mi amiga gaby acaba de tener a segundo bebe y el amor no se termina, se multiplica, vas a ver que vas a sentir exactamente lo mismo que con Aitana, o mejor, ya vas a saber de antemano que lo vas a amar a mas no poder....El amor se renueva, se auto abastece...nunca se termina .. besitos.
Juli !!!!! me encanto lo del metro de amor, son nuestros centimetros y milimetros de felicidad !!!!!!!
un beso.