domingo, 7 de junio de 2009

Al fin nacio ...


Después de varias semanas y tras una ardua corrección por parte de mis teachers, nació mi primer cuento para niños.

Como surgió esta idea ??? Como siempre, el motor de casi todas mis ganas, logro que iniciara un taller virtual de literatura infantil, nada mas ni nada menos que coordinado por Graciela Repun.

El fin de esta idea ??? Devolverle a Juani un poco de amor en letras. Un libro de cuentos dedicado exclusivamente a ella, con todo lo que vaya surgiendo en este taller.

Este es el primer cuento que escribí, de mas esta decir que esta dedicado a ella.

Espero que lo disfruten, que les guste y si tienen hijitos, pues para ellos va este post.

Mónica.
( la foto nuevamente es de Flavia da Rin...preciosa, verdad ???)



Hacía mucho tiempo que se realizaba el concurso de cuentos en el Palacio Real, pero ese año era especial. El ganador se convertiría en el cuento más famoso de todos y, como primer premio, viajaría a través de los tiempos, para que todos los niños del mundo lo conocieran en persona.
No en vano todos los personajes de los clásicos se preparaban para la gran noche de la elección.
Caperucita Roja se encontraba en casa de la Abuelita desde muy temprano. Mientras la Abuela planchaba su pijama, Caperucita colocaba en su cesta todo tipo de frutas, algunos panes y unas cuantas flores. Ambas aguardaban la llegada del Lobo Feroz para repasar los diálogos principales del cuento. Mientras tanto el Cazador, con su chaqueta llena de medallas doradas en honor a la cantidad de lobos apresados, no paraba de sacarle brillo a su escopeta. Podrían reflejarse todos los dientes del lobo en su metal lustrado.
En su cuarto, Cenicienta no paraba de llorar. Su Hada Madrina se había retrasado un par de horas en la peluquería, y casi no quedaba tiempo para hacer aparecer su par de zapatos de cristal, su vestido lleno de tules y bordados, y su bonito carruaje en el que llegar al palacio, En otro habitación de la casa, la Madrastra y sus hijas no dejaban de discutir sobre los colores de los vestidos. Si rosas, si azules, si morados, pero todas debían ir del mismo color, para no confundirse con Cenicienta.
El Príncipe, que también estaba invitado al concurso, pidió a sus sirvientes que lo comunicaran con Cenicienta, para ver si podían asistir juntos a la fiesta.
Ricitos de Oro, preocupada por su peinado, no dejaba de untar sus rizos con cuanto producto tuviera a su alcance. Debía llegar junto con los tres osos: Mamá Osa, Papá Oso y Bebe Osezno; y estos no dejaban de gruñir por semejante compañía, porque Ricitos de Oro se quejaba todo el tiempo de sus camas, de sus sillas y de sus comidas.
Blancanieves era la más organizada de todos los invitados. Se reunió en la casita del bosque con los Siete Enanitos. Uno por uno, los ayudó a arreglarse y vestirse con sus trajes recién llegados de la tintorería; al terminar ,trato de comunicarse con la Malvada Bruja, para combinar el horario de llegada al palacio; pero todos sus intentos fueron inútiles, ya que no podía escuchar el teléfono de tanto que gritaba frente al espejito.
Hansel y Gretel estaban enojadísimos con sus padres, porque no los dejaban ir solos, deberían asistir acompañados por la Bruja del Bosque, para que pudieran reconocerlos. La Bruja, vieja y corta de vista, apenas podía caminar, y sus gastados vestidos no eran muy adecuados para semejante fiesta. Pero no hubo forma de que cambiaran de opinión: o iban todos juntos o ninguno asistiría al concurso.

Y así fue que, mientras todos ultimaban los detalles, llegó la gran noche.
Uno a uno se presentaron ante el jurado, constituido por los los autores de todos los cuentos, nada menos. Reunidos detrás de una gran mesa, cuchicheaban entre sí, comentando la llegada de los diversos personajes.
Por supuesto, no faltaron las peleas entre los participantes. Blancanieves y Cenicienta no dejaban de criticar a Caperucita Roja, ya que les parecía inadmisible que una niña participara en el certamen. Mayor fue su enojo cuando se cruzaron con Hansel y Gretel , que repartían miguitas de pan por los pasillos del palacio.
El Lobo Feroz no dejaba de molestar a los Tres Cerditos, y ya no había quien callara semejante alboroto.
Para colmo, nadie logró despertar a la Bella Durmiente, que jamás llegó a palacio. Y así fue que resultó descalificada. En los rincones del salón principal se agrupaban Príncipes Valientes, Brujas Malvadas y Madrastras, y todos hacían alardes de sus espadas, sus hechizos y su mala fama.

Terminado el desfile de los participantes, solo faltaba contar los votos y definir, por mayoría, al ganador.
El salón, en absoluto silencio, aguardaba el veredicto. El presidente del jurado se levantó de su silla, desplegó un enorme papel amarillento y dijo:
- Señoras y Señores, Brujas, Príncipes, Damas y Animales, hemos llegado a un resultado. Después de mucho pensar, creemos que el vencedor de este certamen es…-
En ese preciso instante dieron las doce. El reloj del corredor principal hizo sonar una a una sus campanadas. Alborotados, corrían de acá para allá con el fin de poder escuchar el resultado. Todos creían ser los ganadores, y no dejaban de discutir y pelear por ello.
Los jueces, parados sobre la mesa, intentaron hacerse escuchar, pero nada parecía calmar a los concursantes que gritaban a viva voz su victoria. El jurado no tuvo más remedio que escaparse por detrás de los cortinados del palacio, y huir en el carruaje de Cenicienta hacia lo más profundo del bosque. En semejante escape, perdieron el papel con el resultado del concurso.

Y fue así que, ese año, nunca se supo cual hubiese sido el cuento ganador. Tampoco hubo personajes que viajaran por el mundo para ser aún más famosos.
Cuenta la historia que, ese año, tiempo después, un Ruiseñor encontró un papelito amarillento que volaba sobre los árboles del bosque. Lo abrió muy despacio con su pico y pudo leer el nombre del ganador del certamen.
Pero, como todos bien sabemos, los pájaros no pueden hablar.

11 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

JA,AJ,AJ, ¡QUE DIVERTIDO ...PARECE EL CUENTO COMO ELCAMAROTE DE LOSHERMANOS MARX....¡ NO FALTA NADIE!.PASA POR MI BLOG Y RECOGE UN OBSEQUIO, MUCHOS BESOS Y NO PIERDAS NUNCA ESA IMAGINACION...

juli dijo...

PRECIOSOOOOOOOO!, me emocioné Moni!...gracias por compartir tu primer obra!...me pasarías la data del curso...me re interesa!!

te dejo un beso!

sritam dijo...

¡Qué bueno! Me gusta mucho el final. Te felicito y espero que sea el primero de muchos otros cuentos. Soy alumna de Graciela desde hace años y te aseguro que de su mano vas a crecer muchísimo.

Laura dijo...

Pero mil felicitacioneeeeeeees! Qué lindoooo, precioso el cuento, super original! Ahora tenés que hacer algunos más para poder pensar en un libro, qué tal?

Monica dijo...

Ale !!!! un millon de gracias, pero no se como traerme tu regalito a mi blog....un beso enorme.
Juli: despues te paso un mail con los datos.
Sritam: cuanto me alegra que te guste, recien empiezo y espero que dure muchisimo.....gracias por pasar y comentar.
Hola Laura !!!! seguramente naceran muchos cuentos mas...te espero para leerlos....besos.
moni

Magah dijo...

Claro que no pueden hablar, pero tienen la virtud o la capacidad inigualable de poder volar.
Volaste en tu cuento, y parece que arrastraras a tu Juani en él.
Felicidades Mónica!!

Un abrazo y gracias por llevarme por aquellos palacios y bosques donde también acuné a mis hijos.

Magah

Monica dijo...

Gracias magah !!!!! me siento halagada que a una escritora como vos, le guste un cuento como el mio...me alegra en verdad que te guste mi cuento....
Un beso grande.
Moni

Magah dijo...

Moni... no solo es precioso tu cuento, siempre valoro por sobre todo el coraje, el querer y animarse a hacer y a partir de lo poquito que se de vos, tengo esa sensación, de que sos una mujer que se anima.
Tus palabras en respuesta a mi comentario me conmueven, me ponen en un lugar que no registro ni creo que me sea propio.
Vine a tu blog sin esperar encontrar semejantes palabras, vine decía, por que leí tu comentario en Palabras... y me produjo un deseo enorme por contesrte particularmente. Temiendo que mi respuesta allí se perdiera entre otras, me metí a tu casa: Gracias Moni, por tus comentarios, pero particularmente por la sensibilidad de los mismos. Tu mirada hacia lo último escrito, me pone frente a esa realidad que supiste captar, aun cuando al escribir la poesía, ni si quiera lo tuve en cuenta.
Sos perceptiva y generosa.
Muchas gracias por hacerme ver mas allá.

Magah

Pd, igual va respuesta a vos en mi blog, hoy que contesté a todos, cosa poco habitual por falta de tiempo, no te dejo afuera.
Un gran abrazo.

Ximena Ianantuoni dijo...

¡¡qué lindo Moni, lindo el cuento, lindo el proyecto, linda mujer vos, toda!!
besote

Monica dijo...

Xime !!!!! me alegra que te guste y que pases por aca. Nos vemos prontito en nuestros blogs !!!!!!!!!
Besos.
Moni

gringa dijo...

Me encanto ya mismo se lo imprimo a Martu,anda con la onda de leer antes de irse a dormir y estoy segura que le va a encantar,buenisimo lo tuyo besosss