miércoles, 29 de octubre de 2008

Estos Raros Papas Nuevos ...


Papa llega a casa y mi hija corre a abrazarlo y entre besos y gritos de alegría se funde el amor de papa y el amor de hija en uno solo. Lo veo que se desarma , se derrite cuando lo come a besos llenos de cereales, jugos de frutas y leche. Ella lo busca, lo observa, le juega y el la persigue jugando y se esconde, ella lo busca, lo encuentra se descostilla en carcajadas y de nuevo los besos y abrazos.
Y las rutinas diarias también son compartidas con papa, nos bañamos los tres; en verdad la que se baña es ella y nosotros dos terminamos todos mojados. Después de unos pocos mimos se va a dormir con papa, una mamadera tibia, almohaditas y caricias de orejas hasta que llega el sueño.
Siento que cada vez mas papas comparten tiempo y ganas con sus hijos. Disfrutan de cambiar pañales, dar mamaderas y acunar bebes. Se divierten cantando y bailando con sus dibujos preferidos y pueden dar varias vueltas a la plaza entre bajadas de tobogan e idas y vueltas de hamaca.

Papas comprometidos en la crianza de sus criaturitas. Ya dejaron de ser esos seres de traje que llegan solamente para poner orden, compartir una cena y dar un par de besos en la frente antes de despedir a sus niños. Dejaron de ver crecer a sus hijos en las fotos del portaretratos de la oficina. Estos nuevos papas se escapan de sus trabajos para las visitas periódicas al pediatra, llaman varias veces al día para saber si sus hijos durmieron, tienen buen humor o comieron tal o cual cosa. Se levantan por las noches ante el lloriqueo de sus hijos, los consuelan y es necesario le ceden parte de su lugar en la cama; que mejor lugar para un hijo que en el centro y rodeado de mama y papa.

Solo ellos saben cuanto ganan en esta elección, cuanto aprenden y cuanto crecen por el solo hecho de quererlos y de demostrarlo día a día.

Yo tengo un papa de estos papas comprometidos, con el comparto los besos, mimos y abrazos de nuestra hija. Juntos la vemos crecer y aprender. Mama le pone las medias y papa las zapatillas; Mama juega a bailar y cantar y papa a las escondidas; Papa es mas osado y atrevido y mama es mas temerosa y con mas cuidados. Nos complementamos para criarla cada uno con sus cosas, pero lo que es común en los dos es el compromiso que tomamos al decidir ser padres. Y nuevamente vuelven a colarse las ganas en todo lo que hacemos

Y no por nada, ella le dedico un primer " PAPA " de regalo a tanto amor.

Yo te dedico un gracias por acompañar un embarazo, por vivirlo juntos mes a mes y por seguir cada día unidos a nuestro " motor de tantos sentimientos "


Mónica.

7 comentarios:

XIMENA IANANTUONI dijo...

lindo lindo todo lo que decís, qué buenísimo que asi sea ser papá en nuestros tiempos y podamos vivirlo de ese modo,
lindo lindo todo tu blog y tus palabras que transmiten muchos sentimientos,
gracias por la cita que hacés del libro, lo siento tan asi y saber que se comparte y hay empatia es bárbaro,
ayer estuve por la zona del bar en donde nos conocimos y me acordé de vos y tu hijita,
besote

juli dijo...

Que belleza de post Mónica!, es vital que los hombres no dejan de ser menos hombres por cambiar un pañal o tirase al suelo y cantar una canción....de hecho es un papel que les queda muy bien!...ojalá sean cada vez más los hombres que se animen a vivir la paternidad en plenitud, sin verguenza, sin reparos...
besos!

Johana dijo...

Jeje Monica...todos los blogs andan en el tema papa!! El de Veronica, el mio, el tuyo.
Esto que cuentas de verdad me encanta...me fascina que estos padres esten realmente comprometidos, dispuestos y disponibles para sus hijos. Enterados, y que sean tan amorosos y expresivos.
Hacen feliz a nuestros hijos y de paso nos hacen super feliz a nosotras como companeras, madres y esposas.

Un abrazo,

Françoise dijo...

Si... que bueno que las cosas esten cambiando... que bueno que ellos esten ahora involucrados hasta mas no poder...
Yo tambien me gane ese premio en la vida... no hay mejor padre para Luciano que el que le escogi.
Mi blog se esta convirtiendo en una apologia a mi esposo... jajaj
Un beso

Verónica dijo...

Moni: lindas tus palabras. La verdad que hemos escrito sin saber, dos posts complementarios!! jaja
Eso pasa cuando nos vamos encontrando con sintonías parecidas en ciertas cuestiones..

Cariños.
Vero

Laia dijo...

Moni, no recuerdo si te comente o no, últimamente tengo la cabeza a uvas, pero lo hare nuevamente porque es un tema que me llega bastante.

Me parece muy importante el progreso que los padres estan haciendo en ese campo. El padre de Aitana es como el pade de Juani, no duda en tirarse al suelo y jugar, mancharse con las manos pegajosas y tb le encanta los besos con rastros de chocolate. les encanta jugar a caballitos y a los aviones.

Creo que nuestras hijas hantenido muchisima suerte con los padres que les han tocado tu al sguir teneindolo a tu lado.

Muchos besos

Mai dijo...

Hermoso! El papá de mi casa también es de estos; renovado, comprometido, presente, muy presente. Me identifico mucho cuando decís que los papás ya no son los que de traje vuelven del trabajo como si siempre estuvieran de visita; es el ejemplo que utilizo cuando digo que ése es el papá que no quiero para mis hijos.
Muchos besos!